> Cría de tortugas - 【Peces Exóticos 2022】

Cría de tortugas

Cría de tortugas

La cría de tortugas en cautiverio es importante ya que beneficia a las poblaciones silvestres de muchas maneras. Por ejemplo, los programas de cría en cautividad han ayudado a recuperar poblaciones silvestres disminuidas de muchas especies diferentes amenazadas, como la especie de tortuga de Galápagos.

Por supuesto, las tortugas criadas en cautividad también son necesarias para el comercio de mascotas. Es esencial que los entusiastas de las tortugas solo adquieran quelonios criados en cautividad y nunca tortugas salvajes, ya que los quelonios criados en cautividad no afectan negativamente a las poblaciones silvestres.

Para alimentar la demanda cada vez mayor de tortugas como mascota, se necesitan programas de reproducción exitosos. En este artículo, veremos cómo criar tortugas y los requisitos básicos.

Tabla de contenido

Compañeros de tortuga adecuados

Antes de que puedas criar quelonios, necesitas compañeros adecuados. Para que dos tortugas sean compatibles para el apareamiento, deben ser del sexo opuesto, deben ser de la misma especie y la misma subespecie (cuando corresponda), y ambas deben ser mayores de edad. La forma más fácil de saber si una tortuga es sexualmente madura es midiendo el caparazón.

Aquí hay algunos tamaños adultos de algunas especies populares de tortugas que generalmente se crían.

Tortuga del desierto

Tortuga del desierto en el desierto de Qatar (Gopherus agassizii)
  • Peso:
    • Hembra adulta – 13 kilogramos (28 lb)
    • Macho adulto – 20 kilogramos (44 libras)
  • Largo: 15 a 36 cm (6 a 14 pulgadas)
  • Más información sobre la tortuga del desierto

Tortuga sulcata / Tortuga con espuelas africana (Centrochelys sulcata)

  • Peso:
    • Hembra adulta: de 70 a 90 libras (31 a 40 kg)
    • Macho adulto – ligeramente más grande
  • Longitud: 24 a 30 pulgadas (61 a 76 cm)
  • Más información sobre la tortuga con púas africanas

Tortuga americana de patas rojas (Chelonoidis carbonarius)

Chelonoidis carbonarius (tortuga de patas rojas) sentado en hojas verdes

Tortuga de Hermann (Testudo hermanni)

Tortuga de Hermann (Testudo hermanni)
  • Peso: 2 a 2,5 kg (4,41 a 5,51 libras)
  • Longitud: 12 a 23 cm (4,72 a 9,06 pulgadas)
  • Más información sobre la tortuga de Hermann

Tortuga leopardo (Stigmochelys pardalis)

Tortuga leopardo comiendo
  • Peso: 15 a 54 kg, promedio. de 18 kg
  • Longitud: 30 a 70 cm, promedio. de 45 cm
  • Más información sobre la tortuga leopardo

Tortuga de patas amarillas (Chelonoidis denticulatus)

Apareamiento de tortugas de patas amarillas macho y hembra

Tortuga rusa (Agrionemys horsfieldii)

Tortuga rusa (Agrionemys horsfieldii)
  • Largo:
    • Hembra adulta – 15 a 25 cm (6 a 10 pulgadas)
    • Macho adulto – 13 a 20 cm (5 a 8 pulgadas)
    • Más información sobre la tortuga rusa

Tortuga egipcia (Testudo kleinmanni)

Tortuga egipcia
Tortuga egipcia sobre arena.
  • Largo:
    • Hembra adulta: de 10 a 12 cm (4 a 5 pulgadas)
    • Macho adulto – 8 a 10 cm (3 a 4 pulgadas)
    • Más información sobre la tortuga egipcia

Tortuga marginada (Testudo marginata)

Tortuga egipcia en estado salvaje en rocas

Además, las parejas deben estar sanas y libres de enfermedades (es decir, la tortuga no debe tener deformidades que puedan afectar su capacidad para aparearse o poner huevos).

Muchos criadores experimentados abogan por poner en cuarentena a las tortugas durante aproximadamente un año antes de permitirles reproducirse si no las ha tenido durante mucho tiempo.

Durante este tiempo, debe controlar a las tortugas para detectar enfermedades y otras condiciones de salud.

Dado que los quelonios son longevos y pueden ser fértiles durante toda su vida, incluso los quelonios ancianos pueden reproducirse. Sin embargo, es mejor seleccionar hembras más jóvenes para la reproducción.

Las hembras mayores son menos fértiles en comparación con las hembras jóvenes. Además, el proceso de reproducción es bastante agotador y es una tarea con la que luchan las hembras mayores.

El cortejo y el apareamiento entre machos y hembras generalmente ocurren después de la hibernación / brumación, pero esto puede ocurrir en cualquier momento cuando las tortugas no están hibernando.

Si desea que las tortugas se apareen, lo mejor que puede hacer es proporcionar un recinto grande y cómodo donde tanto el macho como la hembra se puedan mantener juntos. (Consulte la hoja de cuidados de la especie de tortuga que desea criar y tome nota de sus requisitos de cuidado y recinto).

El cortejo comienza cuando el macho muestra comportamientos agresivos de apareamiento. Si bien el cortejo puede durar mucho tiempo, el apareamiento real es bastante corto. Las tortugas pueden aparearse varias veces.

Recomiendo tener al hombre y a la mujer juntos durante unas horas al día, algunos días a la semana. Esto debería ofrecer tiempo más que suficiente para la fertilización pero al mismo tiempo reducir la incidencia de lesiones.

Para resumir, estas son las cosas a considerar antes de permitir que una tortuga macho y hembra se reproduzcan.

  • Los quelonios deben ser de la misma especie y la misma subespecie cuando corresponda.
  • La hembra no debe estar grávida. Es decir, debe haber puesto todos sus huevos anteriores.
  • La hembra debe ser adulta pero aún joven.
  • Los quelonios necesitan estar sanos y libres de complicaciones de salud.

Cómo saber si la tortuga está grávida

La tortuga está grávida cuando lleva huevos. Si planeas criar las tortugas, es bastante fácil ver los cambios en el comportamiento, ya que estarías atento a eso.

Las tortugas hembras pueden retener espermatozoides durante varios meses e incluso años. Entonces, una hembra puede poner huevos fertilizados incluso si no se ha apareado en mucho tiempo. Aquí hay algunas señales a tener en cuenta.

  • Inquietud – Las tortugas grávidas están inquietas. Parece que no pueden quedarse en un solo lugar. Siempre pueden estar en movimiento, trepando e incluso cavando.
  • Excavando alrededor del recinto – Cuando la tortuga excava, generalmente es en un intento de crear un sitio de anidación. Si la tortuga excava con las patas traseras, lo más probable es que esté grávida.
  • Cambio de apetito – Una tortuga grávida puede comenzar a comer mucho más de lo habitual. Sin embargo, esto no dura. Espere que la tortuga coma mucho menos. Esta pérdida de apetito se debe a dos razones. En primer lugar, la hembra pasa más tiempo tratando de encontrar un sitio adecuado para poner sus huevos. Además, los huevos ocupan mucho espacio y contraen el estómago.

Si quiere estar 100% seguro, debe hacer que un veterinario tome una radiografía de la hembra. Esto debería revelar la presencia de cualquier problemas la hembra puede tener y el número de huevos.

Distocia

Esto se refiere a la incapacidad de poner huevos. La retención de huevos es muy dañina e incluso conduce a la muerte.

La retención de huevos generalmente se debe a la falta de un sitio de anidación adecuado. Las condiciones de vida estresantes y las condiciones preexistentes también pueden causar distocia. Para evitar esto, asegúrese de que las condiciones de anidación sean óptimas.

Creación de condiciones óptimas de anidación

La temperatura, la humedad y la luz solar son importantes para el éxito de la anidación. Esto puede ser un desafío si la tortuga no es endémica de su localidad. Debe asegurarse de que las temperaturas dentro del recinto sean las adecuadas y que la tortuga tenga un sitio de anidación adecuado.

Corral al aire libre / invernadero

El suelo en el área de anidación debe ser suave y ligeramente húmedo con algunas rocas y troncos para que la hembra se sienta segura al esconder los huevos aquí.

El sustrato del área de anidación debe ser profundo (alrededor de 12 a 20 pulgadas de profundidad) y varios pies de diámetro.

Lo mejor es un corral al aire libre o un invernadero. Crea esta área de anidación dentro del corral de la tortuga.

El sustrato de anidación debe estar compuesto por un 60 por ciento de tierra vegetal y un 40 por ciento de arena, como Mosser Lee Desert Sand Soil Cover. Hoffman Sphagnum Peat Moss es un excelente sustituto de la capa superior del suelo.

La temperatura del suelo en el sitio de anidación debe rondar los 86 ° F (30 ° C). Coloque una lámpara de calor (bombilla incandescente) para obtener este rango de temperatura.

Sitio de anidación interior

Si no tiene mucho espacio o un invernadero, puede fomentar la anidación dentro de una caja. La caja debe ser lo suficientemente grande para que quepa perfectamente en la tortuga. Debe llenarse con aproximadamente 12 pulgadas de sustrato.

Nuevamente, la proporción debe ser de 60 por ciento de tierra vegetal y 40 por ciento de arena. Del mismo modo, el sustrato debe humedecerse ligeramente.

Coloque a la hembra en la caja que debe estar en una habitación oscura con una sola fuente de luz que debe colgar directamente sobre la caja.

Coloque la tortuga en la caja durante una hora como máximo antes de devolverla a su recinto.

Esto asegura que la tortuga no se sobrecaliente ni se deshidrate.

Inducción artificial

En este caso, un veterinario obliga a la hembra a poner sus huevos inyectándola con oxitocina (una hormona).

Después de la inyección, la tortuga hembra debe poner los huevos en unas pocas horas. El veterinario primero tomará una radiografía de la tortuga antes de la inyección.

Incubación

La incubación exitosa de huevos de reptiles requiere que usted tenga tres cosas correctas, que son la temperatura, la humedad y la ausencia de perturbaciones.

Si bien puede haber pequeñas variaciones de una especie a otra, las condiciones discutidas en este artículo deberían ser óptimas para incubar cualquier huevo de tortuga.

Al igual que con otros reptiles, agitar el huevo o darle la vuelta puede provocar la muerte de la cría en desarrollo. La incubación suele tardar unos 100 días.

Para asegurarse de no ponerlos boca abajo, puede hacer una x en la cáscara del huevo con un marcador para saber que está mirando en la misma dirección.

Los huevos pueden eclosionar tan pronto como 50 días. Cuanto más alta sea la temperatura de incubación, más rápido eclosionarán los huevos.

Una vez que las crías comiencen a salir del huevo, no las ayude. Déjelos abrirse camino por sí mismos. Solo ayude si la tortuga tiene serios problemas.

Algunas crías pueden liberarse en cuestión de minutos, mientras que a otras les lleva días, incluso semanas, liberarse. La mayoría de los criadores colocan a las tortugas recién nacidas en baños tibios muy poco profundos que limpian la membrana pegajosa y permiten que la cría beba.

Algunas incubadoras excelentes para incubar huevos de tortuga incluyen Hova-Bator, ReptiBator de Zoo Med y Juragon.

Un buen sustrato mantiene un buen nivel de humedad. Recomiendo vermiculita sin amianto. La fibra de coco, la turba, una mezcla de tierra vegetal y arena y la turba funcionan bien.

Temperatura

Mantener una temperatura constante dentro del rango correcto es esencial para una incubación exitosa. Recomiendo una temperatura entre 77 ° F (25 ° C) y 95 ° F (35 ° C).

Es aconsejable mantener una temperatura constante a mediados de los 80. Mantenga una temperatura constante ya que las temperaturas fluctuantes provocan malformaciones e incluso la muerte.

Quieres que la cría se desarrolle a un ritmo estable. Con las tortugas, la determinación del sexo se basa en la temperatura.

Para las tortugas mediterráneas como la tortuga griega, la tortuga Hermann y la tortuga egipcia, a 86 ° F (30 ° F), la determinación del sexo es 50:50. Por debajo de eso, es más probable que la cría sea macho.

Y por encima de eso, es más probable que la cría sea hembra.

Niveles de humedad

Los niveles de humedad son cruciales ya que no desea que el huevo se seque. Incluso en la naturaleza, las tortugas mediterráneas ponen sus huevos bajo tierra donde los niveles de humedad son óptimos.

Asegúrese de que la humedad relativa de la incubadora esté entre el 50 y el 90 por ciento. No es imprescindible mantener un nivel de humedad constante. Solo asegúrese de que los niveles de humedad estén entre el 50 y el 90 por ciento.

En mi opinión, lo mejor es un nivel de humedad del 70-75%, ya que hay pocas posibilidades de que el nivel de humedad caiga accidentalmente antes del 50 por ciento y se eleve por encima del 90 por ciento.

Manteniendo los huevos quietos

Demasiada alteración en los primeros días de desarrollo puede provocar la muerte del huevo. Cuando levante el huevo, asegúrese de no darle la vuelta.

Además, no sacuda el huevo, ya que esto definitivamente matará a la cría en desarrollo. Recoja los huevos con cuidado y colóquelos en la incubadora, que debe permanecer intacta hasta que los huevos eclosionen.

Conclusión

La cría de tortugas es un proceso gratificante y agradable. Con la creciente demanda de tortugas como mascota, esta actividad también es rentable. Además de esto, la reproducción ayuda a proteger las poblaciones silvestres.

La cría en cautividad en el rango geográfico endémico de la tortuga es siempre lo mejor, ya que es mucho más fácil incubar huevos en las condiciones del hábitat nativo de la tortuga.

Sin embargo, hay ocasiones en las que esto no es posible. Por ejemplo, la demanda de tortugas sulcata como mascota es muy alta en los Estados Unidos, aunque esta especie es endémica del borde sur del desierto del Sahara.

En el caso de que esté criando la tortuga sulcata en una zona templada, debe proporcionar las condiciones óptimas necesarias.

Si tiene alguna pregunta o información adicional, deje un comentario.

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba