> Datos sobre la tortuga mordedora de cocodrilo y más: todas las tortugas - 【Peces Exóticos 2022】

Datos sobre la tortuga mordedora de cocodrilo y más: todas las tortugas

Datos sobre la tortuga mordedora de cocodrilo

En esta publicación, le proporcionaremos una guía completa para el cuidado de la tortuga mordedora de cocodrilo junto con algunos datos adicionales. Esperamos que esta guía de cuidados lo ayude a brindar el cuidado adecuado a su nueva tortuga mascota.

Cubierto con largas filas oscuras de picos en forma de pirámide y con un peso de hasta 220 libras, la tortuga mordedora de cocodrilo es probablemente lo más cerca que una persona puede llegar a tener un dinosaurio como mascota.

Las tortugas mordedoras de cocodrilo pertenecen al género Macrochelys, que recientemente se dividió en tres especies separadas: la especie original, Macrochelys temminckii, y ahora tambien M. suwannensis y M. apalachicolae, llamado así por los ríos Suwannee y Apalachicola donde viven.

A diferencia de sus primos, las tortugas mordedoras comunes (género Chalydra), las tortugas mordedoras caimanes se encuentran principalmente en los sistemas fluviales del sureste de los Estados Unidos. Los pargos alguna vez fueron abundantes desde el Panhandle de Florida y el este de Texas hasta tan al norte como el sureste de Iowa.

Sin embargo, debido a la sobreexplotación de su carne y la pérdida de hábitat, ahora están en peligro en muchos estados. (Campbell’s Soup solía producir sopa de tortuga congelada en los años 60 y 70).

Como mascotas, lo que hay que tener en cuenta es su increíble tamaño. Si bien una tortuga juvenil puede almacenarse en acuarios de lados bajos, como los tanques de criadores, eventualmente la superará.

En última instancia, su tortuga de más de 150 libras deberá salir al aire libre, en un invernadero u otro recinto exterior grande donde se puedan mantener las temperaturas adecuadas.

Esto no debería sorprender, entonces, que la tortuga mordedora de cocodrilo sea la tortuga de agua dulce más grande de América del Norte. Esta especie de tortuga puede crecer hasta grandes tamaños y, como resultado, necesita un hábitat grande para prosperar. Vive en el agua, por lo que deberá asegurarse de que haya un tanque grande o un estanque pequeño donde pueda vivir.

También son longevos. Los pargos pueden vivir en cautiverio de 20 a 70 años. (¡En la naturaleza, se han recolectado pargos con puntas de flecha de doscientos años y balas de mosquete en sus caparazones!)

Dentro de esta guía de tortugas mordedoras de cocodrilos, aprenderá algunos datos sobre las tortugas mordedoras de cocodrilos todo lo que necesita saber para criar un pargo saludable por su cuenta.

Tortuga mordedora de cocodrilo Descripción física

Cuidado de la tortuga mordedora de cocodrilo

Son reptiles

Al igual que otros reptiles, las tortugas mordedoras de caimanes son de sangre fría. En otras palabras, están a merced de su entorno para sobrevivir. En el sureste de los Estados Unidos, de donde se originan, son calentados por el clima soleado. Dado que los pargos adultos son demasiado grandes para mantenerlos en interiores, deben ubicarse en un invernadero (u otro recinto al aire libre) con condiciones subtropicales. Dado que prosperan en condiciones cálidas, es posible que deba proporcionar recursos adicionales para asegurarse de que no se enfríen demasiado.

Si vive en un área más fría, no puede simplemente dejarlos salir en un estanque o en su jardín. Tendrá que organizar un invernadero para asegurarse de que esta especie de tortugas de agua dulce pueda sobrevivir bien.

Son tortugas

Al igual que otras tortugas, las tortugas mordedoras de cocodrilo tienen una columna vertebral fusionada y costillas que juntas forman su caparazón. El caparazón de la tortuga está formado por el caparazón (caparazón superior), el plastrón (caparazón inferior) y el puente, que conecta los dos. El caparazón está protegido además por placas córneas, que se sitúan de manera prominente en la parte superior de tres largas filas de crestas puntiagudas, muy parecidas a la piel de un caimán.

Al igual que otras tortugas, las tortugas mordedoras de cocodrilo tienen una boca en forma de pico y no tienen dientes. Dentro de su boca hay una lengua en forma de gusano que la tortuga usa para atraer y pescar. Al igual que otros reptiles, aves y mamíferos, las tortugas mordedoras de cocodrilo respiran aire pero pasan casi todo su tiempo dentro y cerca del agua.

Diferencias físicas entre el pargo cocodrilo y el pargo común

Tortuga mordedora común vs Tortuga mordedora de cocodrilo

La tortuga mordedora de cocodrilo es físicamente diferente de la tortuga mordedora común en varias formas. La diferencia más obvia es el caparazón del pargo, que tiene tres filas distintas (quillas) de picos que le dan un aspecto decididamente más primitivo.

El cuello del pargo caimán es mucho más corto que el del pargo común y tiene muchos tubérculos puntiagudos. El pargo cocodrilo también tiene una cabeza más triangular y una cola más larga. Finalmente, los ojos de un pargo cocodrilo están rodeados por pestañas de aspecto carnoso y se encuentran más a los lados de su cabeza que en el pargo común.

Cómo saber el sexo de tu pargo

El sexo de una tortuga mordedora de cocodrilo se puede determinar examinando su fisiología. La diferencia más obvia es su tamaño: los machos son generalmente más grandes que las hembras. La cloaca de un pargo macho maduro (> 12 años) sobresale más allá de su caparazón, mientras que la de una hembra no. (La cloaca es una abertura única a los tractos genital, digestivo y urinario que se puede encontrar en anfibios, aves y reptiles). Un pargo macho también tenderá a tener una cola más gruesa.

Comportamiento de la tortuga mordedora de cocodrilo

A pesar de su nombre, la tortuga mordedora de cocodrilo no es muy agresiva por naturaleza. Los pargos cazan yaciendo inmóviles en el agua y mostrando una lengua de color rosa, que se parece a un gusano excavador. El pargo espera pacientemente, a veces hasta una hora, hasta que un pez nada en su boca abierta.

En la naturaleza, se sabe que las tortugas mordedoras caimanes se alimentan de forma nocturna, pero en cautiverio pueden estar activas tanto de día como de noche. Sin embargo, debido a que pasan casi todo su tiempo en las aguas más profundas de grandes ríos, no sabemos mucho sobre ellos. Los pargos caimanes casi nunca se encuentran tomando el sol, y rara vez abandonan los ríos y estanques en los que viven, excepto cuando las hembras van a anidar.

Comprar un pargo saludable

Una tortuga a la que no se le ha cuidado adecuadamente puede que no le vaya bien, ya sea que la cuide correctamente o no. Desafortunadamente, no siempre es fácil saber si ese ha sido el caso. Dadas las protecciones legales contra la cosecha comercial (y / o venta) de pargos en muchos estados y países, comprar en línea puede ser su única opción.

Por otro lado, si está adquiriendo un pargo de alguien que conoce, o a través de un criador, comerciante o rescate legítimo, puede mejorar su suerte examinando primero a la tortuga. Independientemente de cómo lo adquiera, asegúrese de conservar su comprobante de compra en caso de que tenga que responder a las autoridades locales de vida silvestre.

En general, los comerciantes a gran escala probablemente no conocerán la historia de todas y cada una de las tortugas que venden, ya que manejan muchas. Del mismo modo, a menos que una familia donante haya proporcionado registros, es posible que una operación de rescate no sepa nada sobre la edad de una tortuga o si existen registros veterinarios. Los criadores profesionales probablemente serán los más informados, ya que ellos mismos incuban los huevos y mantienen registros. Casi siempre se deben evitar las tortugas que venden los vendedores ambulantes.

Si es posible, intente inspeccionar el entorno en el que se venden las tortugas. Puede mostrarle si 1) la tortuga se está manejando correctamente y, de ser así, 2) cómo cuidarla usted mismo. Tenga en cuenta las siguientes preguntas cuando visite:

· ¿Están superpobladas las tortugas?

· Puede responder a esta pregunta comprobando su entorno y el agua que los rodea. ¿Su agua es relativamente limpia? El hacinamiento y el agua sucia tienden a ir de la mano, y si ve nubosidad y suciedad en el agua, probablemente signifique que la atmósfera general está abarrotada.

· ¿Están activos y alertas?

· ¿Se venden con otras especies exóticas? (Para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades, las tortugas generalmente no deben emparejarse con especies de otros continentes).

Por ley, los pargos no deben medir menos de 4 pulgadas de largo. Sin embargo, debido a una laguna jurídica, que permite la venta de tortugas para «fines científicos, educativos o de exhibición auténticos, distintos del uso como mascotas», esta práctica es algo común. Trate de evitar este tipo de tiendas de mascotas. Las crías jóvenes, aunque lindas, generalmente son menos resistentes que los pargos que han tenido más tiempo para madurar.

Examen físico

Una vez que haya determinado que realmente tiene lo que necesita para cuidar adecuadamente a su tortuga, finalmente debe realizar un simple examen físico de la tortuga que desea comprar.

Antes de hacerlo, recuerde esto: los pargos maduros tienen garras del largo de los dedos y un pico poderoso que se puede usar fácilmente en los dedos de las manos y los pies. Las tortugas mordedoras de cocodrilo adultas solo deben manejado por dueños de tortugas experimentados.

Debido al tamaño de estas tortugas, manejar una tortuga adulta puede ser un desafío. Las tortugas pequeñas se pueden sostener, como cualquier otra tortuga, agarrando el caparazón de la tortuga por los lados.

Para las tortugas grandes, que pueden pesar tanto como una persona adulta, el caparazón debe agarrarse justo detrás de la cabeza y delante de la cola. Tenga especial cuidado con la ubicación de su boca. (¡Se sabe que los pargos muerden los mangos de las escobas!)

Ahora haga algunas observaciones generales. Por ejemplo, si la tortuga no es pesada, puede estar enferma. La tortuga debe estar alerta. La inactividad puede indicar que algo puede estar mal.

Los pargos silvestres a menudo se relajan después de un período de manipulación, pero su reacción inicial debería ser fuerte. Tenga en cuenta la presencia de puntos blandos o decoloraciones en la parte superior e inferior de la cáscara, lo que podría indicar la pudrición de la cáscara. Finalmente, observe la presencia de cualquier herida abierta. Si bien una herida cerrada está bien, una herida abierta puede requerir la atención de un veterinario.

Recolectando pargos de la naturaleza

Es posible que la recolección de tortugas en la naturaleza no sea legal en el lugar donde vive. Debido a que las tortugas producen relativamente pocos huevos cada año, la remoción de una hembra adulta que pone huevos podría ser increíblemente dañina para el éxito de las poblaciones silvestres.

En algunos estados, existen límites para la cantidad de pargos que pueden quedar atrapados, mientras que puede que no haya límites para la cantidad de tortugas que pueden nacer de su propia población reproductora (o de una granja de tortugas). Llame a su agencia estatal de vida silvestre y revise las leyes locales para averiguar si recolectar una es legal.

¿Es legal comprar o vender pargos?

Eso depende de donde vivas. Las tortugas mordedoras caimanes están algo protegidas en toda su área de distribución. En muchos estados, no es legal comprar, vender o poseer sin un permiso. Sin embargo, a veces es legal incubarlos de su propio stock. Y muchos estados simplemente prohíben la venta de vida silvestre que no sea de caza obtenida localmente.

En los Estados Unidos, la venta de pargos de menos de 4 pulgadas de largo es ilegal en todas partes, pero esta restricción no se aplica a las exportaciones. En 2006, la tortuga mordedora de caimanes fue incluida en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) III.

Tenga en cuenta que el estatus legal de estas tortugas siempre está cambiando. En 2012, el Centro para la Diversidad Biológica solicitó la protección de las tortugas mordedoras de caimanes bajo la Ley de Especies en Peligro de EE. UU. Los resultados de esa petición aún están pendientes.

Cómo llevar su pargo a casa

Su pargo no debe llevarse a casa en un recipiente con agua, en el que podría ahogarse. En su lugar, simplemente coloque su tortuga dentro de una pequeña caja de zapatos o recipiente de plástico que haya sido forrado con un material ligeramente húmedo, como toallas de papel humedecidas o trituradas. periódico. Las tortugas más grandes pueden necesitar más protección porque pueden sufrir moretones durante el transporte.

Su recipiente debe estar bien cubierto con una tapa y tener orificios de ventilación para respirar. Por último, tenga en cuenta la temperatura a la que viajará a casa. En climas más fríos, puede aislar dos veces su recipiente con una caja de espuma de poliestireno (con orificios de ventilación) y calentarlo con almohadillas térmicas. En el caso de los adultos grandes, es probable que deba ser más creativo.

Descripción general del cuidado de la tortuga mordedora de cocodrilo

Debido a su increíble tamaño, las tortugas mordedoras de cocodrilo no son la mejor opción de tortuga para los propietarios principiantes de tortugas. Los pargos se pueden almacenar en tanques de criadores como juveniles.

Espere que crezcan a un ritmo de aproximadamente 1 a 2 pulgadas por año. Una vez que su pargo comience a acercarse a 1 pie de largo, deberá moverlo a un abrevadero o estanque de ganado. Depende de usted mantener la limpieza del agua del estanque.

Después de todo, en los ríos donde se encuentran, el agua se repone constantemente. Los pargos producen una gran cantidad de desechos y se sabe que ensucian su comida, por lo que lo más probable es que deba filtrar y hacer circular el agua en su estanque. También necesitará controlar la temperatura del agua si vive en un clima más fresco.

Como propietario de una tortuga mascota, en última instancia, está tratando de satisfacer las siguientes necesidades básicas:

  1. agua limpia
  2. un lugar para nadar y esconderse
  3. una fuente de calor
  4. una dieta adecuada

También debe tener una forma de controlar las condiciones en su agua. En términos del tamaño del tanque, si tiene una cría, es posible que solo comience con un tanque reproductor de 40 galones.

Las dimensiones de un tanque de cría de 36 ″ L x 18 ″ D x 16 ″ H ofrecen a su pargo más área de superficie que otros tanques y facilitan el acceso con calentadores y bombas. En las siguientes secciones, describiremos con más detalle cómo satisfacer cada uno de estos requisitos.

Hábitat de la tortuga mordedora de cocodrilo

Los pargos pequeños se pueden almacenar temporalmente en un tanque de cría o en un acuario. Tenga en cuenta que dicho almacenamiento es solo una solución temporal y solo debe considerarse mientras su pargo es joven (<1 pie de largo). Espere que su tortuga crezca a un ritmo de aproximadamente una pulgada o dos por año.

Los cuidadores de pargos a veces también albergan a sus tortugas en abrevaderos para ganado, conocidos como tanques de almacenamiento, que están hechos de acero galvanizado o plástico. Los tanques de acero deben estar revestidos con un revestimiento de estanque para evitar que los metales potencialmente peligrosos se filtren en el agua. Los tanques de plástico, por otro lado, no requieren revestimiento.

Los tanques de almacenamiento están disponibles en tiendas de suministros agrícolas, suministros para el hogar y suministros para mascotas. Algunos tanques de existencias vienen con desagües y tapones para drenar fácilmente con una manguera de goma, pero los soportes y las pantallas suelen ser hechos a medida por prácticos cuidadores.

En perspectiva, el tanque de almacenamiento de tamaño mínimo para una tortuga mordedora de cocodrilo adulta podría tener una capacidad de 700 a 800 galones, lo que podría ocupar más de 16 pies cuadrados de espacio en su jardín.

Tamaño y profundidad del tanque

Debe esperar proporcionar no menos de un tanque de almacenamiento de 700 galones para un pargo adulto. El nivel del agua debe ser semi-superficial. Debes asegurarte de que sea al menos tan profundo como el largo del caparazón de la tortuga. En otras palabras, hágalo lo suficientemente profundo para nadar pero lo suficientemente poco profundo como para que su tortuga pueda asomar el cuello a la superficie para respirar.

Sustrato (y escondites)

Si su pargo juvenil se almacena en un tanque, la mayoría de los propietarios recomiendan no usar ningún sustrato. Esto ayuda a mantener el agua limpia al proporcionar menos superficies para que crezcan bacterias y algas.

Sin embargo, su pargo se sentirá más cómodo si se le da un lugar para esconderse. La madera flotante o las plantas, ya sean artificiales o reales, permitirán que tu tortuga satisfaga este instinto básico. También puede revestir el tanque con rocas que sean demasiado grandes para tragarlas accidentalmente.

Dado el deseo natural del pargo de excavar y esperar la comida, debes tener cuidado de no colocar rocas debajo de las cuales tu tortuga pueda quedar atrapada.

Una forma de evitar accidentes con rocas grandes es usar un sellador epóxico o de acuario no tóxico para asegurar las rocas en su lugar. También tenga cuidado con el uso de rocas afiladas, que podrían raspar el caparazón de su tortuga y causar una infección.

Sitio para tomar el sol

A diferencia de muchas otras razas de tortugas, los pargos no toman el sol con mucha frecuencia, si es que lo hacen. Son casi en su totalidad acuáticos. Sin embargo, necesitan respirar aire y les gustará descansar de vez en cuando, así que asegúrese de proporcionar un área poco profunda donde puedan hacerlo. En los estanques, el cielo es el límite en términos de los tipos de características naturales que puede agregar. Los troncos y las rocas pueden proporcionar lugares para que su tortuga salga del agua o se esconda debajo.

Configuración básica del estanque

En las latitudes del norte, estás a merced del clima. Entonces, antes de hacer cualquier cosa, debe determinar si las temperaturas en su estanque serán lo suficientemente cálidas para su tortuga.

El fondo del estanque no debe estar a menos de 75 ° F (el agua en la superficie puede estar tibia, pero puede estar más fría abajo). Si hace más fresco donde vive, un invernadero puede extender la temporada al aire libre por una o dos temporadas.

También debe buscar crear un equilibrio de sol y sombra plantando espadañas, juncos y otras plantas marginales alrededor del perímetro. La sombra ayuda a crear sutiles diferencias de temperatura dentro del agua que su tortuga puede aprovechar para regular su propia temperatura corporal.

Una vez que su estanque esté construido, deberá encerrar el área del estanque para reducir la amenaza de depredadores potenciales, como perros, gatos, zarigüeyas y mapaches.

En términos del estanque en sí, sus mejores opciones son un revestimiento de estanque o cemento. El cemento es más duradero y le dará más flexibilidad para dar forma al estanque, aunque costará más.

Puede ahorrar parte de este gasto si puede hacer esto usted mismo. Sin embargo, si tiene alguna duda sobre su capacidad, sería prudente contratar a una capa de cemento profesional para que haga el trabajo.

A menudo es necesaria alguna forma de filtración y circulación para mantener el agua oxigenada y clara. Es posible construir un estanque que no utilice filtración.

Si elige no filtrar el agua, no tendrá que lidiar con la molestia de mantener los filtros libres de escombros. Sin embargo, es posible que aún desee tener algunos medios para drenar el estanque. En este caso, una bomba sumergible («bomba de sumidero») encerrada en un contenedor perforado (para evitar obstrucciones) es una opción.

Tamaño y profundidad del estanque

Si construyera un estanque de 20 pies de diámetro con una pendiente muy suave y una profundidad máxima de 3 pies en el centro, esto contendría más de 1,500 galones de agua. De estos 1,500 galones, casi 1,100 galones serían poco profundos y relativamente cálidos.

Plantas

Plante vegetación nativa en el centro (dependiendo de dónde viva) y coloque troncos viejos desde las profundidades medias hasta las áreas de aguas poco profundas para crear lugares para que sus tortugas se escondan. También puede ayudar a naturalizar el borde del estanque plantando plantas marginales, como espadañas y juncos.

Sin duda, su tortuga se comerá algunos de estos, pero aún así vale la pena el esfuerzo porque brindan sombra, escondites y agua de movimiento lento que ayudará a que el sedimento se caiga.

La madera flotante y la hojarasca proporcionan excelentes escondites y también ayudan a acidificar el agua y prevenir el crecimiento de algas. La hojarasca simplemente se hundirá hasta el fondo del estanque y no es probable que la tortuga la revuelva.

Oxígeno

El agua de un estanque artificial no estará tan bien aireada como los ríos y afluentes donde suelen vivir los pargos. Por esta razón, querrá mantener altos los niveles de oxígeno promoviendo la circulación.

El uso de cascadas, fuentes, filtros externos y piedras de aire puede ayudar. Uno de los beneficios de un estanque saludable y bien oxigenado es que procesará naturalmente la mayoría, si no todos, de los desechos de su tortuga por sí solo. Puede ayudar a mantener su estanque bien oxigenado haciendo circular el agua y minimizando la cantidad de material en descomposición que se encuentra en su interior.

En un sistema natural, la descomposición es, por supuesto, una parte normal de la vida, pero los pargos son tortugas grandes, por lo que deberá administrar el entorno de su estanque más de cerca.

En otras palabras, no sobrealimente a su tortuga y tenga en cuenta los materiales orgánicos (por ejemplo, aves acuáticas, vegetación moribunda, floración de algas) que pueden estar ingresando a su estanque. Para mayor protección, también puede colocar una bomba sumergible en el centro del estanque donde se acumularán la mayoría de los desechos.

Pez

Si su estanque es lo suficientemente grande, puede agregar guppies, rojos rosados ​​o pequeños pececillos para que coma su pargo. Los peces dorados y otros tipos de peces que no se alimentan generalmente no se recomiendan debido a los tratamientos (sulfato de cobre) que reciben en las granjas de peces, que pueden ser tóxicos para su tortuga.

Tenga en cuenta que las tortugas mordedoras de cocodrilo no se comportan de la misma manera con los peces que las tortugas más pequeñas. Si bien las especies más pequeñas de poblaciones de tortugas pueden prosperar junto con los peces y sobrevivir con alimentos comerciales para tortugas y verduras de hoja verde, las tortugas mordedoras de caimanes no se pueden poner en un tanque con peces mascota, ya que definitivamente terminarán comiéndolos.

Recinto de estanque

Cree un recinto que evite que su tortuga salga y entren visitantes no deseados. La cerca debe ser al menos 2 a 3 veces más alta que la longitud del caparazón de su tortuga, con cada poste enterrado al menos un pie en el suelo. También puede protegerse contra las aves depredadoras (para los pargos más jóvenes) instalando una red aérea o una malla para gallinero.

Invernadero

Si proporciona su propia calefacción eléctrica (o la calefacción de su casa) y una lámpara de calor de baja altura, un invernadero puede proporcionar el aislamiento que necesita para proteger a su tortuga del frío del invierno. Como mínimo, un invernadero puede elevar las temperaturas lo suficiente como para ser apto para la hibernación durante los meses más fríos.

Coloque el invernadero donde estará expuesto al sol de la mañana. Los árboles de hoja caduca pueden bloquear el sol durante los meses más cálidos y permitir el paso de la luz solar durante el resto del año. Un invernadero también puede equiparse con un tragaluz para evitar la acumulación de calor.

Calor y luz solar

Los pargos cocodrilo son nativos del sureste de los Estados Unidos, aunque se sabe que se distribuyen tan al norte como el sureste de Iowa y el oeste de Illinois. En la naturaleza, se han encontrado pargos cocodrilo sumergidos a temperaturas del agua que oscilan entre 70 y 74 ° F.

En cautiverio, las tortugas pargo se han negado a comer a temperaturas del aire que caen por debajo de los 65 ° F. Los criadores de pargos sugieren mantener la temperatura a 82 ° F durante todo el año para evitar la hibernación durante los primeros años de vida de su pargo. (Ver Hibernación debajo.)

Si su pargo se mantiene al aire libre, el sol proporcionará a su tortuga calor natural y ayudará a su tortuga a sintetizar la vitamina D3. La vitamina D3 ayuda al cuerpo de la tortuga a absorber el calcio que necesita para construir un caparazón y huesos fuertes.

Si, por otro lado, tiene un pargo juvenil en el tanque de un criador o en el acuario interior, una luz UVB mantendrá a su tortuga sana. UVB es la longitud de onda de la luz solar que utilizan las tortugas para sintetizar la vitamina D3. Coloque los cables calefactores en un tubo de plástico para mantener a su tortuga segura.

Agua limpia

En la naturaleza, las tortugas mordedoras caimanes se encuentran típicamente en grandes ríos. El agua allí siempre está en movimiento y la naturaleza la repone y limpia. Sin embargo, en el entorno del hogar, usted decide mantener limpia el agua de su tortuga. Debería estar más preocupado por los niveles de oxígeno en su estanque y los nutrientes, que pueden hacer que las algas crezcan.

La mejor manera de mantener limpio el acuario de tu tortuga es cambiando el agua con frecuencia. Cambie el agua cada semana a cuatro semanas, según el tamaño de su tanque y el rendimiento de su filtro. Si su agua se ve sucia, debe cambiarla. También puede utilizar un kit de análisis de agua para medir los niveles de nutrientes en el agua.

Cómo cambiar el agua de su acuario

No importa qué tipo de configuración tenga, el procedimiento para cambiar el agua es bastante sencillo. Si tiene un tanque pequeño, retire su tortuga y cualquier accesorio, vierta el agua del tanque, limpie las paredes del tanque con toallas de papel y vuelva a llenar. Si tiene un tanque grande, use un sifón o una bomba mecánica, como un estanque o una bomba de servicios públicos, para eliminar el agua.

Un sifón es básicamente una manguera con la que puede drenar su tanque. Conecta el sifón a un balde o lo drena a través de una ventana. Es mejor no vaciar el agua del tanque en un fregadero que se usará para comer. (Las tortugas son portadoras frecuentes de la bacteria Salmonella).

Los tipos de bombas varían. Las bombas para estanques son convenientes porque se pueden colocar directamente en su tanque para bombear agua a través de una manguera. Si tiene un tanque particularmente sucio o una tortuga enferma, también puede limpiar su tanque con un detergente suave (o una solución de lejía al 5 por ciento).

Filtros

Filtra el agua limpia de una de estas tres formas: mecánica, biológica o química. Con la filtración mecánica, los pedazos de escombros más grandes simplemente se filtran. La filtración biológica funciona creando superficies que fomentan el crecimiento de bacterias nitrificantes beneficiosas.

Estas bacterias convierten los desechos de nitrógeno tóxico en subproductos menos dañinos. La filtración química generalmente involucra carbón activado. Los filtros de carbón activado eliminan algunos de los compuestos orgánicos del agua, pero pueden perder su eficacia con bastante rapidez.

Los filtros de bote son los mejores filtros que puede comprar, pero son bastante caros. A los propietarios de acuarios les gusta la cantidad de medios filtrantes que contienen (en comparación con los filtros en el tanque), el hecho de que puede esconderlos debajo de su tanque y su relativa falta de ruido. Hay una curva de aprendizaje para usarlos, pero una vez que lo dominas, se dice que son los mejores. También se pueden configurar para promover un mejor flujo de agua en su tanque.

Si desea ahorrar dinero, también puede crear su propio filtro de bolsa. Necesitará varios suministros, incluido su propio medio filtrante mecánico y biológico.

Las almohadillas de espuma son filtros mecánicos adecuados y hay varias opciones para los medios de filtración biológicos, como biobolas o roca de lava. Una vez adquirido, supuestamente puede configurar un sistema de filtración de bolsas en menos de una hora.

Bombas de estanque

Es importante proporcionarle a su tortuga un estanque que se reponga naturalmente o uno que usted mismo pueda hacer circular. Las bombas para estanques se han diseñado precisamente para este propósito.

Los expertos recomiendan voltear el agua en el estanque de su tortuga una vez cada dos horas en un estanque grande y tan frecuentemente como una vez cada media hora en un estanque pequeño (menos de 500 galones).

Las bombas se clasifican según a la cantidad de galones que giran cada hora. Por ejemplo, la bomba Danner 02527 Pondmaster de 700 GPH produce más de 700 galones de agua por hora o 350 galones de agua por media hora, etc. Para continuar funcionando a este nivel, debe limpiar el filtro con la frecuencia que se obstruya.

Filtros de estanque

Además de una bomba, que ayudará a hacer circular y oxigenar el agua en su estanque, un sistema de filtración contribuirá en gran medida a mantener su agua limpia. Muchos propietarios de estanques confían en los sistemas de filtración a presión equipados con luces ultravioleta para esterilizar el agua. Un ejemplo es el filtro biológico de presión de 4000 gal con luz esterilizadora UV de 13 W.

Calentadores de deshielo para estanques

En climas más fríos, es posible que desee utilizar un calentador de deshielo para estanques para evitar que una parte del estanque se congele por completo. Tener una superficie expuesta puede ayudar a aumentar los niveles de oxígeno en todo su estanque. (Ver Hibernación debajo.)

Dieta de la tortuga mordedora de cocodrilo

Cuánto y con qué frecuencia

Las tortugas mordedoras caimanes son alimentadores oportunistas. En la naturaleza, comen de todo, desde lenteja de agua y algas hasta crustáceos, carroña, aves y pequeños mamíferos. Aliméntelos con una dieta similar. Alimente a las crías y juveniles todos los días y a las tortugas mordedoras adultas cada dos días.

Aliméntelos sólo lo que necesitan y comerán, porque cualquier alimento no consumido tenderá a ensuciar su agua. Una regla general es ofrecerle a su pargo una cantidad de comida que sea aproximadamente igual al tamaño de su cabeza.

Otro enfoque es alimentar a su tortuga tanto como sea necesario hasta que su alimentación disminuya significativamente. La próxima vez que los alimente, ofrézcales la mitad de esta cantidad. La respuesta de alimentación de su tortuga le permitirá saber si necesita aumentar o disminuir el tamaño de la porción.

Qué alimentar a tu pargo

Los pargos siguen una dieta mayoritariamente carnívora. En la naturaleza, comen principalmente pescado, usando su lengua en forma de gusano para atraer peces y animales muertos. Los pargos también comen plantas, como bellotas de roble, frutos de tupelo, uvas silvestres, raíces, frutos de palmito, nueces de nogal y caquis, y animales, como salamandras, cangrejos de río, mejillones, serpientes, caimanes, tortugas, almejas, mamíferos y caracoles. Claramente, la variedad es clave.

En los zoológicos, los pargos han sido alimentados con ratones, gusanos, pescado y alimentos especialmente preparados. Puede alimentar a su tortuga con un alimento comercial apropiado para su edad para completar su dieta, pero solo además de muchas proteínas crudas. Los pargos comen pollo crudo y carne de res cortada en trozos pequeños.

Las verduras de hoja verde, las frutas y las verduras también son buenos alimentos. En términos de alimentos vivos, su tortuga comerá pececillos, guppies, gusanos, cangrejos, shiner y camarones. Una vez que alcancen 5 o 6 pulgadas de largo, puede aumentar el tamaño de los alimentos vivos que comen.

Sin embargo, se deben evitar algunos alimentos. Manténgase alejado de las poblaciones que no se alimentan, como los peces de colores, que pueden acumular toxinas en su carne. En general, conviene evitar todos los alimentos procesados ​​(p. Ej., Salchichas), excepto los que se han elaborado especialmente para tortugas acuáticas.

Hibernación de tortuga mordedora de cocodrilo

Dado el origen sur de la tortuga mordedora de cocodrilo, es probable que no necesiten hibernar por mucho tiempo. De hecho, algunos expertos consideran que hibernar a las tortugas de traspatio es demasiado arriesgado porque es probable que las condiciones en su propio jardín no sean las mismas que en la naturaleza. Puede evitar que su pargo hiberne simplemente manteniendo alta la temperatura del agua (baja 80).

Si va a hibernar a su tortuga, debe estar en un clima que sea al menos algo comparable a su hábitat nativo (tan al norte como el sureste de Kansas). Además, dado que solo debe estar hibernando tortugas sanas, muchos criadores sugieren que es más seguro no hibernar a los pargos durante sus primeros años de vida.

Las condiciones que son favorables para que su tortuga invernen con éxito incluyen tener 1) una gran superficie de estanque para fomentar el mejor intercambio de oxígeno, 2) sedimentos, hojarasca y / o arena en el fondo del estanque donde su tortuga puede excavar para descansar , 3) una forma de aumentar el oxígeno en su estanque, como una bomba de circulación o una bomba de aire y, si es necesario, 4) un calentador sumergible. Su tortuga necesita al menos un pie de agua en el fondo del estanque que no se congele.

Mantenga altos los niveles de oxígeno, porque para entonces su tortuga absorberá oxígeno a través de su piel. Además, la temperatura del agua no debe caer muy por debajo de los 50 F.

Más que eso podría prevenir la hibernación y podría ser estresante para su tortuga. A medida que las temperaturas se enfrían, tu tortuga comerá cada vez menos. Una vez que su tortuga deje de comer y las temperaturas se acerquen a los 50 F, puede dejar de alimentarse.

La seguridad

Cómo manejar tu pargo

Los pargos son criaturas solitarias y es poco probable que muerdan a alguien a menos que estén siendo manipulados o provocados. Un pargo más pequeño se puede sujetar con seguridad por los lados de su caparazón. Si debe manipular un pargo más grande, agarre el caparazón de la tortuga con una mano justo detrás de la cabeza y la otra mano justo detrás de la cola. Nunca agarres su cola porque podrías lastimar su columna.

Salmonela

Los anfibios y reptiles, como las tortugas, son portadores frecuentes de la Salmonela bacterias. Salmonela Las bacterias causan salmonelosis en los seres humanos, un trastorno gastrointestinal que puede provocar fiebre, diarrea, calambres abdominales y, a veces, vómitos. En casos raros, Salmonela incluso puede extenderse a la sangre, los huesos y el cerebro.

No hay forma de saber, simplemente mirándola, si su tortuga tiene la bacteria de la salmonela en su cuerpo o no.

En 1975, después de una erupción de brotes de salmonela entre los niños, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) comenzó a regular la venta de tortugas con caparazones de menos de 4 pulgadas de largo.

La mejor manera de proteger a su familia de la posibilidad de infección por Salmonela es lavarse bien las manos cada vez que manipule una tortuga. Haga esto inmediatamente después de manipular uno, teniendo cuidado de no tocarse la boca antes de lavarse las manos.

Los niños pequeños tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones por Salmonela infecciones porque su sistema inmunológico no está completamente maduro. También es más probable que se lleven las manos a la boca. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en realidad recomienda ni siquiera tener un reptil o un anfibio si viven niños menores de 5 años en el hogar.

(Esto se suma al riesgo mucho mayor de que un niño se ponga en peligro y sea mordido por su pargo).

La salud de tu pargo

Algas

La acumulación de algas en el caparazón de la tortuga puede ocultar lesiones o infecciones que es posible que deban abordarse rápidamente. Puede eliminar algunas de las algas en el caparazón de su tortuga frotándolo periódicamente con un cepillo suave y agua a temperatura ambiente.

Ojos hinchados

Los ojos hinchados pueden indicar la presencia de una infección respiratoria, que se puede tratar con antibióticos. Con menos frecuencia, la falta de vitamina A en la dieta de su tortuga resultará en una condición conocida como hipovitaminosis A. Con una dieta adecuadamente variada, esto no debería ser un problema.

Podredumbre de la cáscara

La pudrición del caparazón es causada por la infección del caparazón de su tortuga por organismos fúngicos y bacterianos. Puede ser el resultado de raspaduras en el caparazón, como rocas afiladas, o debido a condiciones de crianza inadecuadas que han debilitado el sistema inmunológico de la tortuga. La falta de una fuente de calor o agua limpia puede poner a su tortuga en riesgo de contraer esta enfermedad.

La infección del caparazón puede extenderse por todo el cuerpo de una tortuga, por lo que es importante abordarla rápidamente. La pudrición del caparazón aparece con mayor frecuencia como una mancha clara en el caparazón de la tortuga.

Si el caparazón de su tortuga se infecta, consulte a su veterinario. Su veterinario puede recomendar un tratamiento diario con un antiséptico tópico de amplio espectro, como la povidona yodada.

En casos severos, la cáscara puede romperse en pedazos y desprender un olor nauseabundo. Dependiendo de la gravedad de la infección, su veterinario puede recomendar una rutina de frotar ligeramente el área infectada y aplicar un antiséptico.

Lesiones por proyectiles

Si su tortuga rompe su caparazón, puede enjuagar temporalmente el caparazón con solución salina y aplicar povidona yodada. A continuación, cubra el área tratada con una gasa esterilizada y consulte a su veterinario.

Abscesos

Las lesiones que no se tratan pueden dar lugar a abscesos que se llenan con una descarga semisólida llamada caseosa. Tales lesiones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo de su tortuga. Si encuentra uno que no desaparece en varios días, es posible que desee ver a un veterinario.

Infecciones respiratorias

Si su tortuga tiene secreción nasal, ojos llorosos, disminución del apetito o se ha vuelto inactiva, es posible que tenga una infección respiratoria, como neumonía.

Las tortugas enfermas pueden parecer nadar torcidas porque su sentido normal de el equilibrio se ha visto afectado por la congestión. Primero verifique dos veces la temperatura del agua en su tanque, luego hable con su veterinario. Su veterinario puede recomendar radiografías, antibióticos y mantener el agua en su tanque a una temperatura más alta.

Cría

Para criar pargos, deberá reunir un par de pargos machos y hembras sanos y sexualmente maduros. Los pargos maduran entre los 11 y los 16 años de edad.

Dado que los pargos adultos probablemente se mantendrán al aire libre, el cambio de estación estimulará al pargo para que esté listo para el apareamiento. Mantenga al macho y a la hembra juntos durante un par de meses para darles una amplia oportunidad de aparearse.

En cautiverio, se aparean entre febrero y octubre y producen una puesta de 10 a 50 huevos aproximadamente dos meses después del apareamiento. Los huevos se incuban colocándolos sobre vermiculita humedecida a una temperatura de 77 a 86 ° F. Puede ayudar a determinar el sexo de la descendencia incubando los huevos a diferentes temperaturas.

Las hembras resultan de temperaturas entre 84 ° F y 86 ° F, mientras que los machos resultan de temperaturas entre 77 ° F y 81 ° F. Rocíe la vermiculita con agua periódicamente para mantenerla húmeda hasta que eclosionen. Puede saber si los huevos son fértiles si nota un espacio subgerminal despejado o si hay una mancha blanca calcárea en la cáscara del huevo.

Si ya no puede cuidar de su pargo

Las tortugas mordedoras caimanes pueden vivir muchas décadas en cautiverio. La cantidad de cuidado que implica criar una tortuga de 150 libras, así como el gasto de crear y mantener un estanque, son las razones por las que muchos propietarios de pargos deciden que pueden cuidar más de su tortuga.

Si se encuentra en esta posición, tiene algunas opciones. Primero, no suelte a su mascota en el estanque local. En muchos lugares, es ilegal hacerlo y su pargo podría causar un daño duradero al ecosistema del estanque.

En cambio, debe asumir la responsabilidad de encontrar un hogar para su pargo mascota. Después de todo, podría ser tan simple como realizar algunas llamadas telefónicas. Primero consulte con el criador o distribuidor al que lo compró. Podrían retirarlo. (Uno de los criadores en línea incluso ofrece reemplazar su pargo adulto con una nueva cría).

Comuníquese con las sociedades herpetológicas o de tortugas de su localidad y averigüe si se llevarán su tortuga. También puede colocar anuncios de adopción con su veterinario. Consulte también con su sociedad humanitaria local.

Si no pueden llevarse a su mascota, es posible que lo remitan a alguien que lo haga. Por último, consulte con familiares y amigos y tenga un poco de paciencia con el proceso.

Su tortuga requiere un cuidado especial que pocas personas podrán brindarle. En todos los casos, evalúe cuidadosamente a cualquier posible adoptante, asegurándose de que comprenda completamente las responsabilidades involucradas en el cuidado de esta mascota inusual.

La línea de fondo

Las tortugas mordedoras de cocodrilo no se parecen exactamente a algo que uno imagina que se parecería a una tortuga. Su caparazón y cabeza puntiagudos les dan un aspecto interesante y peligroso, pero son adorables mascotas y pueden ser una gran adición a tu hogar.

Sin embargo, hay muchas cosas que debe considerar antes de hacer un compromiso como este. Dado que estas tortugas pueden vivir durante mucho tiempo, debe asegurarse de estar listo para tenerlas durante una gran parte de su vida.

También pueden crecer a tamaños grandes, lo que significa que tendrás que hacer arreglos para que crezcan cómodamente en un entorno que se adapte a estos animales de sangre fría.

También habrá algunas enfermedades y dolencias que deberá vigilar y cuidar en consecuencia. Sin embargo, además de todos estos factores, poseer y cuidar una tortuga mordedora de cocodrilo es una experiencia saludable y satisfactoria que definitivamente disfrutarías.

En este artículo, describimos algunos datos sobre las tortugas mordedoras de caimanes y proporcionamos una guía útil sobre todo lo que debe saber y esperar antes de decidir tener uno de estos animales para usted. Esperamos que este artículo te haya ayudado a comprender mejor a estas tortugas.

También tenemos una gran cantidad de artículos informativos en nuestro sitio web que hablan sobre tortugas y tortugas y todo lo que necesita saber sobre ellas. ¡Asegúrate de revisarlos antes de ir!

Referencias

Ernst y col. Tortugas de los Estados Unidos y Canadá Reed. Ciudad de Neptuno: Smithsonian Institution, 1994.

Wilke, Hartmut. Tortugas: todo sobre selección, cuidado, nutrición y comportamiento. Traducción: 2010.

https://www.biologicaldiversity.org/news/press_releases/2014/alligator-snapping-turtle-04-16-2014.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Alligator_snapping_turtle

http://www.turtleman.com/turtle-care

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba