>

Tortugas y Salmonella 🐢: Todo lo que necesitas saber

Tortugas y Salmonella (antes de tener una tortuga)

Si quieres tener una tortuga, es una gran idea. Pero, ¿qué pasa con las tortugas y la Salmonella?

Como mascotas de bajo mantenimiento, la mayoría de los niños (especialmente los adolescentes no deberían tener problemas para cuidar a las tortugas y galápagos como deslizadores, fochas, tortugas de caja o tortugas mapa).

Sin embargo, estas mascotas inocuas e interesantes pueden albergar salmonella. La infección por salmonela o salmonelosis es causada por una bacteria conocida como salmonella y afecta el sistema digestivo.

Los síntomas incluyen diarrea, calambres abdominales y fiebre.

¿Se puede contraer salmonella de las tortugas?

Sí tu puedes. Los niños, en particular, están en riesgo.

La preocupación por las tortugas y la salmonella no es nueva

Si bien las pequeñas tortugas son lindas y de aspecto inocuo, estas pequeñas criaturas pueden enfermarlo. Esto se debe a que se sabe que las tortugas, incluidas las crías, llevan salmonelosis en su piel exterior y conchas.

Las tortugas no son las únicas mascotas que transmiten salmonela. Otros reptiles, como lagartos y serpientes, también son portadores de salmonella.

También se sabe que las ranas, salamandras y tritones son portadores de salmonella. Además, los recintos de las mascotas que portan salmonela suelen estar cubiertos de salmonela, independientemente de lo limpios que se vean.

Entrar en contacto con las mascotas o el recinto puede ponerlo en riesgo.

Pero no se preocupe, no necesita deshacerse de todos sus reptiles o anfibios. Muchas personas durante varios siglos han tenido tortugas como mascotas y nunca han tenido un problema de salmonella.

Siempre que tenga o cree el simple hábito de lavarse las manos antes y después de manipular una tortuga, debería estar bien. No hay absolutamente ninguna necesidad de entrar en pánico.

¿Qué es la Salmonella?

La salmonelosis es una enfermedad del tracto intestinal causada por un género de bacterias conocido como salmonela.

Estas bacterias generalmente se encuentran en los intestinos de humanos y animales (incluidas las tortugas). Las tortugas, en particular, tienen una gran cantidad de estas bacterias.

De hecho, alrededor del 90 por ciento de todas las tortugas son portadoras de salmonella. Sin embargo, una cosa buena es que incluso si entra en contacto con la salmonela, no significa que automáticamente significará estar infectado.

Sin embargo, la exposición a las bacterias presenta un riesgo. Para minimizar este riesgo de contraer salmonelosis, mantenga un recinto limpio como salmonela también puede vivir en las superficies de los recintos.

Por lo general, la mayoría de las personas con infecciones por salmonela no muestran síntomas y la infección desaparece por sí sola.

En el otro lado de la moneda, también puede desarrollar fiebre, diarrea y otros síntomas dentro de las 8 a 72 horas posteriores al contacto.

Con la atención médica adecuada, los seres humanos adultos sanos deberían recuperarse en unos pocos días. No existe un tratamiento específico para la salmonela y la mayoría de las personas se recuperan por sí solas manteniéndose hidratadas, usando antidiarreicos y, en algunos casos, antibióticos.

Los niños, los bebés, los ancianos y cualquier persona con un sistema inmunológico debilitado pueden tener más dificultades para recuperarse en comparación con los adultos sanos.

Causas

Aparte de las tortugas, los huevos crudos, la carne cruda, las aves, los mariscos y las frutas y verduras también pueden estar contaminados con salmonela.

Comer alimentos contaminados puede provocar una infección por salmonela, así como tocar los alimentos contaminados y luego tocarse la cara (la boca en particular) puede transferir las bacterias a su sistema.

Personas con mayor riesgo

Los propietarios de reptiles y aves se encuentran entre las personas con mayor riesgo de contraer salmonelosis, ya que las aves y los reptiles suelen ser portadores de la bacteria, incluidos los que viven en recintos limpios.

Mantener limpio el recinto de su tortuga mascota puede ayudar a mantener el nivel de bacterias al mínimo, pero nuevamente, siempre debe lavarse las manos.

Otras personas con un mayor riesgo de infección incluyen personas con trastornos intestinales o estomacales y personas con problemas inmunológicos como el VIH / SIDA, la anemia de células falciformes y varios otros.

Las personas mayores, las mujeres embarazadas y los bebés también corren un mayor riesgo de contraer la enfermedad. Estas personas deberían intentar evitar las tortugas.

Síntomas

Los síntomas y signos de la salmonela incluyen:

  • Vómitos
  • Náusea
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Diarrea
  • Escalofríos
  • Sangre en las heces
  • Calambres abdominales

Los síntomas generalmente duran de dos a siete días. El período de incubación de la enfermedad es generalmente de 8 a 48 horas. La mayoría de las infecciones por salmonela se pueden clasificar como gripe estomacal (o un virus estomacal).

Tratamiento

Debido a la diarrea y los vómitos asociados con la salmonelosis, las personas infectadas pierden mucho líquido. Cuando no se maneja adecuadamente, esto puede conducir a una deshidratación severa que requiere hospitalización.

Las personas afectadas deben reponer líquidos y electrolitos hasta que se recuperen. No se necesita ningún tratamiento adicional a menos que el caso sea grave.

Los médicos también pueden recetar antidiarreicos para aliviar los calambres, aunque esto puede prolongar la diarrea.

Además, el médico puede recetar antibióticos si las bacterias ingresan al torrente sanguíneo (esto es poco común y conlleva sus propios riesgos para la salud; si tiene salmonelosis, no tome antibióticos sin antes consultar con su médico).

Contraer Salmonella de las tortugas mascotas

No lavarse las manos después de manipular a su tortuga es una forma segura de contraer salmonela. Los niños tienden a llevarse cosas a la boca. Un niño o un bebé puede, sin saberlo, colocar una tortuga como mascota en el mes y contraer salmonelosis.

Es importante recordar que la bacteria de la salmonela puede estar presente en otros objetos y superficies con las que la tortuga entra en contacto. Estos pueden incluir pisos, mesas, lavabos y alfombras.

Como tal, es absolutamente crucial que no dejes que la tortuga deambule libremente. La tortuga siempre debe estar confinada a un espacio que puedan llamar suyo, como un tanque.

Para protegerse de contraerlo, minimice su exposición al recinto y lávese las manos después de alimentar, limpiar el recinto, reponer el agua en el acuario, y cualquier otra actividad que incluya el contacto con la tortuga, su recinto y el contenido del recinto.

¿Qué puedo hacer para asegurarme de que mi tortuga mascota no tenga Salmonella?

Naturalmente, las tortugas son portadoras de salmonella. Esta bacteria no les daña. Incluso las tortugas sin salmonela pueden desarrollarla más adelante en cualquier momento. Mantener el recinto más limpio no evitará que su tortuga sea portadora de salmonela, pero puede minimizar su exposición.

No hay nada que pueda hacer para evitar que las tortugas tengan salmonella.

Posibilidades de contraer Salmonella de una tortuga

Cuando se trata de contraer salmonela, es más probable que las tortugas pequeñas la transmitan. Esto se debe a que son más fáciles de aprender.

Según especialistas en enfermedades infecciosas, la prohibición del comercio de tortugas pequeñas previene aproximadamente 100.000 infecciones por Salmonella en niños cada año en los Estados Unidos.

Sin embargo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), hubo 391 enfermedades relacionadas con la Salmonella en 40 estados y el Distrito de Columbia, entre 2011 y 2013, y la mayoría de las víctimas eran niños. La mayoría de estos casos se debieron al manejo de reptiles y mascotas anfibias como tortugas y ranas de agua.

Con más de 100.000 tortugas como mascota en todo Estados Unidos, la posibilidad de contraer salmonela de las tortugas como mascota es muy baja. Sin embargo, para estar seguro, asegúrese de seguir las precauciones necesarias.

Medidas de precaución

Aquí hay algunas medidas de precaución que debe tomar si tiene una tortuga.

  • Siempre lávese bien las manos con agua y jabón después de manipular su tortuga, su recinto o cualquier contenido del tanque.
  • Nunca deje que las tortugas se suelten dentro o fuera de la casa. Confínelos siempre a un recinto. Ya sea un tanque de tortugas o un recinto al aire libre.
  • Evite adquirir pequeñas tortugas, otros reptiles y anfibios como mascota para los niños pequeños. Además, no regale reptiles y anfibios.
  • No limpie el recinto o los suministros de su tortuga en el fregadero de la cocina. Cuando deba limpiar el tanque, hágalo en un baño / bañera o en el césped. Use lejía para desinfectar la tina o el área donde limpia el recinto. Dado que la lejía puede matar el césped, también puede usar desinfectantes diseñados específicamente para la limpieza de tanques de tortugas.
  • Si alguien en su hogar es una futura madre, retire todas las tortugas pequeñas antes de que llegue el bebé.
  • No mantenga tortugas en hogares con personas en riesgo. Estos incluyen niños menores de 5 años, ancianos o personas con sistemas inmunológicos debilitados.
  • Trate de no tocar las tortugas y otros reptiles y anfibios en las tiendas de mascotas, zoológicos de mascotas y otros lugares.
  • No abraces ni beses a una tortuga.
  • Por último, esté atento a los síntomas de la salmonelosis, como diarrea, fiebre, náuseas, dolor de estómago, vómitos y dolor de cabeza.

Conclusión

Tortugas y Salmonella es un tema que todos los propietarios de tortugas tienen que discutir. Si bien el factor de riesgo aquí no es significativo para la mayoría de las personas. Para varios grupos demográficos, la salmonela es una enfermedad grave.

La salmonela entre las tortugas no se debe a qué tan limpia o libre de enfermedades esté la tortuga. Cualquier tortuga puede ser portadora de salmonella.

De hecho, cada 9 de cada 10 tortugas son portadoras de la bacteria. Incluso las tortugas que no portan salmonela pueden hacerlo en el futuro. No existe una forma verdadera de deshacerse de la salmonela en las tortugas.

En cambio, debe tomar las precauciones necesarias para que la salmonela de las tortugas mascotas no se transmita a los humanos.

Algunos de estos incluyen lavarse las manos después de tocar a su tortuga mascota o cualquier objeto con el que la tortuga haya estado en contacto.

En segundo lugar, no permita que la tortuga deambule libremente.

En tercer lugar, mantenga a la tortuga alejada de los niños que se sienten fácilmente tentados a levantarla o llevársela a la boca.

Por último, si tiene niños menores de 5 años, personas con sistemas inmunitarios debilitados y ancianos en su hogar, es mejor no tener una tortuga como mascota.

Si tiene alguna pregunta o información adicional, deje un comentario a continuación.

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio